Seleccionar página

Contemplaciones litánicas

Las letanías son un modo de oración vocal y mental muy extendido en la espiritualidad católica occidental y, más aún en la oriental y la ortodoxa. Muy vinculado a esta forma de orar tenemos la llamada oración del corazón u oración del Nombre de Jesús, en la que se emplea una fórmula, repetida de manera litánica al ritmo del corazón y constituye un modo de contemplación de extraordinaria importancia. En esta línea ofrecemos varios instrumentos que pueden enriquecer nuestra oración contemplativa

Tenemos aquí unas relaciones de los aspectos más apropiados para la contemplación de los principales misterios del Señor. Pueden utilizarse como materia de oración o como instrumentos de repetición litánica orante.

Nazaret es…

Nazaret es…

Con estas letanías podemos contemplar e imitar en nuestra vida el misterio de la vida oculta de Jesús.

El desierto es…

El desierto es…

La oración contemplativa de estas letanías nos ayuda a responder a la llamada de Dios a entrar en el desierto con Jesucristo.

Getsemaní es…

Getsemaní es…

El contemplativo, llamado a contemplar y asociarse al misterio de la agonía de Jesús, podrá emplear con fruto esta oración litánica.

La Cruz es…

La Cruz es…

En estas letanías encontramos una forma de contemplar la cruz de Cristo y de abrazar nuestra propia cruz.

La Pascua es…

La Pascua es…

Podemos penetrar en el misterio de la resurrección del Señor con estas letanías, y abrirnos a la vida nueva que nos ofrece.

La adoración es…

La adoración es…

Contemplación litánica para profundizar en la adoración, que es la tarea fundamental del contemplativo.

La contemplación es…

La contemplación es…

Esta contemplación litánica te puede ayudar a introducirte en la oración que define al contemplativo.

Oraciones litánicas

Aquí se encuentran unas letanías, para usar individual o comunitariamente, que pueden ayudar a entrar en una serena contemplación siguiendo el espíritu de la oración del corazón.


Reciba nuestras Novedades

Novedades

Nuestras Secciones