Seleccionar página

Descargar este documento en formato Pdf

-Cuidar la presencia permanente de Dios en mi vida.
-Contemplar y vivir gozosamente el amor de Dios y su presencia en lo cotidiano.
-Volcar el secreto de mi vida sólo en Dios, convirtiéndolo en mi confidente.
-Servirme de las cosas ordinarias, pequeñas y humildes para expresarle a Dios la entrega amorosa de mi vida.
-Glorificar a Dios a través de todo tipo de obras compatibles con la vida propia de Nazaret.
-Ser transparencia de la gloria de Dios en lo ordinario.
-Cuidar el silencio como signo de atención a Dios y de intimidad con él.
-Buscar la inmolación de mi vida en el anonimato.
-Entregar mi vida a fondo perdido.-Renunciar a la eficacia, al prestigio o al éxito, buscando entregar la vida en el anonimato y la gratuidad.
-Vivir el valor sobrenatural de lo inútil a los ojos del mundo, sin intentar forzar las cosas.
-Abrazar los trabajos y servicios más humildes, con sencillez y alegría.
-Vivir a fondo el momento presente, con conciencia de su valor sobrenatural.
-Mantener sobre las cosas, los acontecimientos y las personas, una mirada positiva y evangélica.
-Simplificar todo al máximo.
-No preocuparme ni perder la paz por nada, procurando hacer en todo lo que buenamente sepa y pueda.
-Esperarlo todo de Dios.
-Aceptarlo todo de Dios.
-Ser sencillo, cercano y acogedor.
-Ser discreto en todo.
-Vivir en obediencia y silencio.
-No pedir nada, no rechazar nada.
-Dejarme llevar por donde Dios quiera, con total docilidad y disponibilidad.
-Buscar apasionadamente la más perfecta imitación de Jesucristo.
-Vivir en obediencia, como fruto del deseo de cumplir voluntad de Dios y seguir el estilo de vida de Jesús.
-Amar a todos, tratándolos como hermanos y poniéndome a su servicio.
-Buscar la pobreza y amar a los pobres, como consecuencia del amor a los valores evangélicos
-Valorar los trabajos y servicios más humildes.
-Abrazar amorosamente la cruz en las dificultades ordinarias como expresión de la entrega de la propia vida por amor a Dios y en favor de los hermanos.