Lectura contemplativa del Catecismo de la Iglesia Católica
Portada del Catecismo de la Iglesia Católica
Página de navegación-Contemplativos en el mundo
Casa edificada sobre roca Símbolo del correo electrónico La balanza de la justicia Tomando apuntes en una reunión Campanario al atardecer La luz que ilumina el libro Rostro del padre Molinié Caminando en la soledad del desierto Caja de herramientas Niño mirando a flor que sale del asfalto La cruz y el Espíritu
Para suscribirse a las novedades:
¡nuevo!
El Catecismo de la Iglesia Católica es un magnífico compendio de la fe de la Iglesia y constituye una inmejorable guía para estructurar los principales temas de formación que necesita el católico de hoy. El que éste tenga una vocación contemplativa le añade un especial acento a dicha formación. Por eso queremos proponer, al hilo del Catecismo, los principales temas de fe, sacramentos, moral y espiritualidad. Todo ello con un enfoque riguroso apropiado para enriquecer a quienes desean vivir como contemplativos en el mundo.
Planteamos la metodología que seguiremos en este curso, tratando de disponer la materia con la mayor claridad posible.
►
Encontramos aquí un resumen del plan salvador de Dios. Podemos destacar varios elementos especialmente luminosos para nuestra vida.
►
A través de estos números del Catecismo descubrimos que el hombre ha sido creado para entrar en comunión con Dios y tiene inscrito en su ser el deseo de Dios.
►
La Iglesia sostiene que existe la posibilidad de un conocimiento cierto de Dios por medio de la razón a partir de las cosas creadas.
►
Podemos hablar de Dios con la humildad de saber que la palabra humana no puede encasillar su misterio, y partiendo de las perfecciones que Dios ha dejado en la creación.
► Engranajes y reunión La creación del hombre en la Capilla Sixtina Hombre ante larga escalera Vuelto ante el cielo con los brazos abiertos Orando en la cima de un monte El Sembrador
Dios sale al encuentro del hombre de forma libre y gratuita con palabras y hechos humanos, a través de Jesucristo, plenitud de la revelación.
► Amanecer luminoso
Dios quiere que su Revelación salvadora llegue a todos los hombres, y para ello deposita en la Iglesia la Escritura y la Tradición, y nos da el Magisterio, que interpreta ambas de forma auténtica.
►