▲ Ir arriba
Instrumentos para la espiritualidad del contemplativo secular
Toda vocación tiene una espiritualidad propia. Por eso el contemplativo que vive inmerso en el mundo necesita que su espiritualidad se mantenga y se enriquezca con un alimento específico. Aquí ofrecemos estos materiales que pretenden enriquecer lo que tiene de específica esta vocación.
Página de navegación-Contemplativos en el mundo
Casa edificada sobre roca Símbolo del correo electrónico La balanza de la justicia Tomando apuntes en una reunión Campanario al atardecer La luz que ilumina el libro Rostro del padre Molinié Caminando en la soledad del desierto Caja de herramientas Niño mirando a flor que sale del asfalto La cruz y el Espíritu
Para suscribirse a las novedades:
¡nuevo!
Este pequeño vademécum resume lo fundamental que ha de tener en cuenta quien pretenda llegar a ser verdadero contemplativo en medio del mundo. 
►
Con estas pistas, cada uno puede extraer diferentes puntos que le permitan confeccionar su propio examen, adaptándolo a su conciencia y su realidad personal.
►
A aquellos contemplativos que deseen hacer explícita su consagración, les proponemos esta oración que puede ayudarles a expresar esta consagración con una fórmula concreta.
►
La vida espiritual supone un combate contra el enemigo que quiere alejarnos de Dios. Aquí presentamos un “catálogo” de las tácticas del demonio para que podamos reconocerlas y evitarlas.
►
Colección de textos para iluminar al que quiere vivir de forma contemplativa en el mundo, que  pueden servirle de alimento para la oración y de estímulo para su vida.
► Niño mirando a flor que sale del asfalto Pergamino de Pequeña Regla Silueta de orante al atardecer Tocando la mano del Crucificado Araña tejiendo su tela Hojas de libro abierto
Ofrecemos diversos modos de oraciones litánicas que sirven para la contemplación de los principales misterios de la vida de Jesús así como para orar según el espíritu de la oración del corazón.
►
Ayudas para sintonizar con Cristo y con la Iglesia en el Sábado Santo, para aprender a vivir contemplativamente en nuestro mundo.
► Cruz vacía en el atardecer