▲ Ir arriba
Experiencia de desierto
Sólo en la soledad completa y el silencio absoluto podemos disponernos al encuentro profundo con Dios. Por eso el contemplativo secular, que vive de ese encuentro, tiene que buscar alguna vez algún período de tiempo amplio para llevar a cabo esa experiencia que llamamos desierto, aislándose materialmente del mundo y buscando una manera de encontrar un clima semejante de soledad y silencio en medio del mundo.
Veamos en qué consiste esta experiencia de soledad y silencio que hacen propia la oración profunda como escucha silenciosa y continuada del susurro suave del Espíritu.
►
Materia de oración para una experiencia de desierto sobre la Introducción de los Fundamentos para la vica contemplativa en el mundo.
►
Buscar en el desierto el desprendimiento de todo apego y miedo para tener la libertad de entregarnos plenamente a Dios.
►